Nuevas piezas cerámicas ilustradas con transferencia de fotocopia a la arcilla.

Después de mucha experimentación, con las técnicas de Transferencia de fotocopias a la cerámica de Graciela Olio, logré transferir mis ilustraciones a mis piezas cerámicas. Debo reconocer que el valor de línea que uso en mis trazos no me lo hizo fácil. Los resultados eran o líneas difusas o manchones de pigmento negro.

Insistiendo y probando los distintos métodos encontré el que más se ajustaba para este tipo de ilustraciones. La técnica utilizada es con el pigmento en base de aceite sobre la pieza en estado cuero.

Pasos a seguir fueron:

  1. Hacer la fotocopia con toner negro en positivo y si tiene texto en espejo, con un gramaje superior a 80 grs.
  2. Humectarla con una solución de 3 partes de agua destilada, y una de goma arábiga.
  3. Esperar 1 minuto a que absorba el agua la parte blanca de la fotocopia y secar el excedente con una esponja.
  4. Entintar con rodillo en dos direcciones, con la tinta hecha con 2 partes de pigmento, 1 de fundente, 1/2 de aceite de lino, y 1/2 de aceite L100.
  5. limpiar con el agua destilada las partes blancas que se han manchado y aplicar la fotocopia sobre la pieza en estado de cuero.
  6. Frotar bien con una cuchara de madera, esperar unos minutos que se seque y retirar la fotocopia. Si no se puede retirar toda no pasa nada, se quema en el horno.

El resultado fue expuesto en la Expo de Talleres de Ilustración realizada por la cátedra Roldán de Ilustración de la FADU en el Centro cultural Recoleta.

Aún falta mucho por experimentar pero estoy feliz con el camino recorrido.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *